944805471-692526917 eco-natura@hotmail.com

Bueno, a vuestra pregunta sobre como rebajar la acidez del organismo, podemos decir que hay varios factores que acidifican nuestro cuerpo. Un nivel alto de estrés, un sistema nervioso alterado, una alimentación excesivamente ácida, una vida sedentaria, fumar,…

Para poneros en situación os contaré los principales síntomas de un exceso de acidez, estos pueden ser físicos, psíquicos y orgánicos.
Algunos ejemplos son: la falta de energía, fatiga constante, pérdida del tono físico, dificultad para recuperarse tras un esfuerzo ,sensación de pesadez en brazos y piernas, disminución de la temperatura corporal y tendencia a las infecciones por disminución de las defensas orgánicas…

Síntomas

 En el estado físico.

Vías respiratorias:

Agüilla, extrema sensibilidad al frío, tendencia a los resfriados, constipados y bronquitis frecuentes, sinusitis, anginas, laringitis, tendencia alérgica, tos y carraspera por irritación.

Piel:

Sudor ácido, piel seca, piel enrojecida e irritada en las zonas de fuerte sudoración (pliegues de rodillas y codos), alrededor de los ojos, boca, vulva, fisuras y grietas entre los dedos y alrededor de las uñas, micosis, urticaria, pruritos, granos, eczemas diversos pero secos.

Dientes:

Caries

Intestinos:

Predisposición a la inflamación intestinal (colitis), ardor rectal por exceso de acidez

Sistema óseo y articular:

Artritis, hiperlaxitud ligamentaria, tendencia a las fracturas y lentitud en su consolidación.

Órganos genitales

Flujo blanco, inflamación de las vías genitales debido a los ácidos

En el estado psíquico:

Pérdida del ánimo, del impulso, tristeza, pensamientos negativos, tendencia depresiva, extrema sensibilidad nerviosa, sensibilidad ante los sonidos agudos

¿Cómo rebajar el exceso de acidez del organismo?

Hay una forma muy sencilla de rebajar el exceso de acidez y consiste en cambiar los hábitos alimenticios, esto a priori es sencillo de realizar pero con la práctica nos damos cuenta de que no lo es tanto.
Para ayudarte a conseguirlo lo primero que tienes que hacer es detectar los alimentos y bebidas que aumentan la acidez,“Alimentos acidificantes”, y a los que por lo contrario trabajan para reducirla, “Alimentos alcalinizantes”.
Los primeros son bebidas alcohólicas, leche, grasas y aceites, harinas blancas, mantequilla, frutos secos (excepto almendra), semillas, legumbres, cereales integrales, pescado, carne roja, embutido, huevos, quesos, azúcar y miel.
Y los segundos, : limón, verduras de tallo, hoja y de raíz, algas, té kukicha y bancha, soja, azuki, mijo, tamari, miso, sal, almendras, castañas, frutas secas.

Con esta información ahora puedes empezar a preparar los platos de forma que predominen los alimentos alcalinizantes sobre los acidificantes. Por ejemplo, si comemos arroz integral, que se considera acidificante pero lo comemos con verduras, se convierte en alcalino.
También puedes ayudar a disminuir el exceso de acidez con agua o infusiones que activen la función renal, con ejercicio físico continuado y regular (a través del sudor) y a través de la respiración (realizando inspiraciones y espiraciones prolongadas al aire libre, en espacios sin contaminación).

Siempre es recomendable que os acerquéis a una nutricionista profesional para informaros adecuadamente y detectar mejor vuestro problema; en casos extremos hay que seguir una dieta muy estricta y controlada.

En el caso de que sientas que tienes un exceso de acidez puedes acercarte a nuestra consulta e informarte